Adoptada

Cuando le pedimos a nuestra Marta Alfonso fotos para el “book” de Ágata, sabíamos que, como siempre, nos daría un vuelco el corazón al ver sus retratos. Porque no se puede fotografiar más bonito ¡Qué fotos las de nuestra gatubela preciosa!

Y Ágata además se deja, y colabora, e incluso parece que posa a sabiendas de que de sus fotos depende que su familia aparezca antes o después.

Ágata es uno de los pocos gatos que vive en la gatera del refugio, un sitio que no nos gusta nada. Un lugar pequeño e incómodo en el que Ágata no debería pasar ni lo que queda de otoño y menos aún el jodido invierno sevillano.

Ágata es una gata casera a la que abandonaron porque los personajillos de turno cambiaron de piso, se mudaron de barrio ¡o qué se yó!

No es persa, no es siamesa, no es de angora, es una gata común pero es preciosa. Hermosa. Y está llena de vida, salud y juventud. Y necesita una familia que la quiera, la cuide y sobre todo la mime mucho. Porque Ágata es cariñosa, dulce, tranquila y bonachona.

Ágata es una gata para el invierno; para las lecturas de chimenea o de estufa; para las tardes de lluvia en las ventanas; para las largas siestas de domingo.

Es una gata joven, calculamos que nació hará cosa de 2 años, el mes de Julio de 2010.

Para adoptar a Ágata escríbenos:

gatos@elrefugioescuela.com