dulceEn este lugar hay que aprender a no desayunar en una terraza, a no pararse demasiado tiempo en un escaparate o a mirar siempre al frente en el coche. Si te arriesgas a mirar por la ventanilla te encuentras  con Duque, con Nacho, con Gulliver… o con Dulce tirando de su cuerpo roto en el arcén.

Ay princesa de los ojitos de susto, ¡ya estás a salvo, tesoro!

Dulce tenía una rodilla destrozada y no ha habido más remedio que operarla de los ligamentos para empezar. 

Uf, hay días en los que dan ganas de largarse muy lejos o de taparse los ojos y canturrear algo para no verlos suplicar y para no oírlos llorar… al otro lado de la ventanilla.

Veréis, sólo en intervenciones quirúrgicas debemos 2.000€ y sin contar la operación de Dulce. Madre mía…

¿Podéis ayudarnos aunque sea con un poquito? ¿Con un donativo? Toda ayuda es buena y ninguna, ninguna, ninguna es pequeña. 

Este es nuestro número de cuenta: La Caixa 2100 5789 14 0200060235

Esto tenemos que hacerlo entre todos porque solos no podemos.

Y ahora vamos a abrazar a Dulce con cuidado y vamos a contarle que hay mucha gente buena pendiente de ver como aprenden a sonreír esos ojos tristes.

Gracias.