Tres de nuestros tesoros con carita de lápiz están ya en Holanda.

El pasado martes las acompañamos al aeropuerto de Málaga de donde salían dos vuelos con destino al paraíso. En Holanda Melania, Sirena y Zoe pueden acompañar a sus familias a los restaurantes, a las cafeterías, a los grandes almacenes; viajan en tren y en autobús; nadie les prohíbe que corran por la playa; las observan pasear por las calles con respeto y admiración; y lo más importante: están a miles de kilómetros de los galgueros.

Hay mucho y muchos a quienes agradecer:

A Sandra Campos y a su Pedro lindo por haber cuidado de Melania cuando más falta le hacía a nuestra rubia preciosa. Nuestros compañeros y amigos le regalaron a Melania la libertad y un pedazo de cielo gaditano sin barrotes por delante.

A nuestra Helena por haber llenado de felicidad el corazón de Zoe, de caricias su pequeño cuerpo y de chuches su tripa :-)

A Santiago porque sin él Sirena jamás se hubiera recuperado de las dos operaciones de cadera. Y sobre todo por ser el mejor padre de acogida.

A Yolanda por haber trasteado con jaulas, transportines, bridas y una bebé babosa hasta Málaga :-)

A Anja por amar a nuestros tesoros tanto como nosotros aun antes de haberlos conocido.

A Galgo Support Holland porque sin ellos nuestros galgos no sabrían que el paraíso está en Holanda.

A las familias adoptivas por brindarles un hogar seguro y todo el amor del mundo.

A Mieke y a Liskelot por venirse sin pensarlo a por Melania, Sirena y Zoe pese a que los aviones les dan dentera. Y por tantos años de amistad, respeto y ayuda.

A Marie-Hélène Verdier, a Galgos Ethique Europe y a todos los amigos que habéis hecho que fuera mucho más fácil pagar las facturas de Sirena.

A nuestros Socios y Padrinos: sin vosotros todos estos agradecimientos serían imposibles y sin vosotros Melania hubiera muerto en la perrera, Sirena agonizaría en la carretera y a Zoe la hubiera matado su galguero. Gracias amigos, de corazón.

Y a los voluntarios de El Refugio-Escuela porque sois vosotros los que con cada minuto de esfuerzo en el refugio, con cada viaje a Málaga, con cada visita a los veterinarios, con cada acogida; con todas las lágrimas y sonrisas entremezcladas, hacéis del mundo un lugar con esperanza.

Y ahora sí, las imágenes del nuevo milagro que hemos hecho entre todos:

Decir adiós no es fácil, no señor:

Hasta siempre y bienvenidas a casa:

Tres estrellas en el aeropuerto de Amsterdam:

 

3 Comentarios

  1. Espe dice:

    Ha sido precioso, me he emocionado mucho, que linda estan las tres. Tuve la suerte de conocer a Melania y estar al tanto de su recuperación. Felicidades a todos los que haceis posible que esto ocurra. Suerte Melania, que seas tan feliz con tu nueva familia como con Pedro y Sandra. Besos.

  2. Trufa dice:

    Precioso, qué bien escribes y expresas los sentimientos. Da la sensación de que he vivido junto a ustedes todo lo que narras. Espero que llegue el día, en el que no hagan falta coger aviones para buscar casa, sino que los únicos viajes sean junto a sus dueños y por puro placer. Me reitero en lo dicho: PRE-CIO-SO!! preciosos ellos y vosotros!!

  3. Pedro dice:

    Sandra, gracias ti, por tu esfuerzo, tu dedicación, tu entrega, tu pasión, tu modestia, tu sensibilidad, tu perseverancia, tu voluntad, tu arrojo, tu ternura, tu comprensión, y por un sin fin de virtudes que te hace ser tan querida por todos. Eres una estupenda guía y el mejor ejemplo a seguir. Un beso