Adoptado

Bost es un perro joven de tamaño mediano que debió nacer allá por el mes de septiembre del 2011.

Desde la primera mirada que cruzamos supimos que Bost era un perro bueno, el perro que juega con peluches y busca el cobijo de un abrazo para pasar las noches.

Estaba muerto de hambre y sed tras muchos, muchísimos días vagando sin destino por un barrio de Sevilla. Solamente nos hizo falta un gesto amable y una palabra cariñosa para que Bost se viniera con nosotros.

Tanto en la calle como en casa es un perro sensacional: sabe pasear con correa y aunque los primeros días iba con algo de miedo, se deja acariciar por todo el mundo con el gesto sumiso y la mirada llena de luz; en casa es prudente, discreto y tranquilo; y sabe que para los pipís y las cacas hay que esperar a salir de paseo.

Es como un niño tierno e inocente, algo tímido pero al mismo tiempo alegre; juguetón y revoltoso si por medio hay pelotas, muñecos o peluches; Bost es un compañero ideal para familias jóvenes y el amigo perfecto de un niño.

Para saber más sobre Bost y para adoptarlo, escríbenos

adopciones@elrefugioescuela.com