Adoptada

Catira es nuestra osa abrazable. Nuestra grandullona ingenua y tontorrona. Y es una perra muy joven, nació en Febrero del 2010.

Nos gusta mucho Catira, de hecho ¡nos encanta Catira! ¿Por qué? Porque es grande y porque es negra, y a nosotros un perro grandullón y de negro brillante nos vuelve locos.

Y si encima, y si para colmo, la llamas y viene corriendo, y moviendo ese culo sandunguero, para tirarse al suelo patas arriba… ¡ay ay ay! ¡Que te como enterita, morena!

Nada de vigilar jardines, ni parcelas, ni naves; como gnomo de escayola para decorar el jardín, tampoco. Catira es para quererla, para hacerlo con el alma grande como su inmenso corazón de bobita feliz y para hacerlo dentro de casa.

Catira tiene que ser, como lo son todos nuestros perros, un miembro de la familia. Y sólo pensando y sintiendo de esta forma tiene sentido convivir con un perro; y sólo sintiendo así y pensando así se tiene el privilegio de vivir la magia del corazón de un perro.

Cuánta luz en tus ojos, Catira.

Para adoptar a Catira y para más información, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com

A Catira la amadrinan nuestras amigas Azucena Plata Vega y Mercedes Fernández-Checa Quirós