Adoptado

La carita de Congo, su expresión entre asustada y perpleja nos cuenta muchas cosas. Por ejemplo que nunca nadie le había abrazado o por ejemplo que nunca nadie se había preocupado por él.

Congo ha vivido en el infierno, literalmente: le daban de comer de vez en cuando y apenas sabía lo que era la luz del sol.

Su mundo ha sido una lata oxidada de agua putrefacta, un rincón siniestro e insalubre y el dolor de los golpes.

Congo tiene unos 4 años, debió nacer sobre el mes de Enero de 2007 y es de tamaño pequeño. Vivaracho, simpático, listo, sumiso y equilibrado, hemos descubierto a un compañero ideal.

Tiene unos preciosos ojos de mirada ingenua con los que descubre el mundo desde una curiosidad inocente y viva.

Ha descubierto las caricias, los abrazos, la ternura y un universo diferente lleno de luz. Y precisamente ese universo es el que queremos regalarle para siempre, con tu afecto infinito y un huequito en tu corazón.

Es fácil querer a Congo porque no es otra cosa, nada más y nada menos, que un rayo de sol.

Para adoptar a Congo escribe a:

adopciones@elrefugioescuela.com