Porque es verdad que Chico es un bichejo, pero de luz, un bicho de alegría y un “puñao” de cosas bonitas.

Chico es un superviviente que ha tenido la fuerza y el coraje de superar una enfermedad muy grave; y una vez sano como una pera, ha tenido la desvergüenza y el ingenio… de cambiar el diseño de una mesa de Ikea… ¡que no! ¡que Chico prefiere las esquinas de las mesas redondeadas!

Chico es uno de los 7 hermanos que rescatamos este frío invierno pasado. Cuatro de sus hermanos ya han sido adoptados pero él sigue esperando formar parte de una familia.

Calculamos que nació sobre el mes de Enero de 2012.

Con el paso de las semanas se ha convertido en un guapísimo jovencito de precioso y brillante pelaje negro y con unos ojos pá enamorar.

Es muy listo y aprende muy rápido. Está acostumbrado a compartir cariños, chuches y juegos con perros y gatos. Y sabe vivir en un piso, así que ya ha aprendido que caca y pipí se hacen en la calle.

Es obediente y sabe andar con correa. Chico es sobre todo es un perro noble, bueno y leal. Un compañero ideal para gente joven o para una familia con niños.

Para más información, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com