Qué bonita ha sido mi vida junto a ti, y que vacío tan grande me dejas con tu partida.

Instintivamente te busco en cada rincón de casa; debajo del escritorio de mi habitación, donde te escondías cuando tus hermanas perrunas te molestaban y tú querías estar tranquila. Detrás de la silla del salón, donde te echabas a dormir la siesta. En mi cama, donde te subías con una velocidad impensable y hacías peso muerto para que no te bajara.

Cierro los ojos y te veo dándome la pata para que te acaricie. O mirándome con esos ojos llenos de luz y agradecimiento hacia mi…pero no, soy yo la que más tiene que agradecerte, sin duda alguna.
Ahora mismo no contemplo mi vida sin tu presencia. Supongo que me acostumbraré algún día, pero una parte de mi no quiere hacerlo. Quiero seguir esperando que llames a la puerta de mi habitación para que te abra y quedarte conmigo, o que al salir te encuentre allí tumbada, esperando que me despierte. Necesito ir al rio, y tener que correr detrás de ti porque te metes en el agua y sales nadando, ignorándome cuando te digo que no te metas para el fondo. Necesito pasearte, y que cuando no tengas más ganas de andar, te sientes y tenga que cogerte en brazos (con tus 20 kilitos de nada) y llevarte a casa en peso porque eres tan cabezota que no quieres seguir andando.

Tengo que despedirme, pero de verdad, no quiero. Es por eso que no te digo «adiós», sino «hasta pronto», porque estoy segura de que nos volveremos a encontrar.
Conociéndote, seguro que serás la primera en venir a buscarme cuando me toque partir a mi. Hasta entonces, huele muchas florecitas, báñate en muchos ríos, duerme muchas siestas y juega con todos los perritos que encuentres.

Te veré en cada flor por la que te revolcaste, en cada persona que te quería, en cada parque por el que paseamos, en cada perro con el que jugaste, y en los ojos de cada animal agradecido que encuentre.
Nisiquiera la muerte podrá separarnos.

Te quiero con toda mi alma.

Triana.

Tu mamá Triana y todos los voluntarios nos despedimos de ti,

siempre estarás en nuestros corazones, pequeña flor.

💫🌹❤️

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.