Adoptada

Esta pequeñaja, como a todos los que la vida no ha tratado especialmente bien, es un derroche de bondad y ternura.

Galia es una perra pequeña, mucho más de lo que parece en las fotos y una jovencita; nació hacia el mes de Mayo de 2010.

Llevaba mucho tiempo en la calle sobreviviendo entre contenedores de basura y persiguiendo el cariño de cualquiera que quisiera prestarle dos minutos de atención.

Le costó minuto y medio adaptarse a su casa de acogida ¡qué fácil es acostumbrarse a la buena vida! Es una perra sobre todo cariñosa y lo es con todo el mundo pero sobre todo con los niños que le chiflan. Es obediente y lista, así que aprende muy rápido. Da gusto convivir con ella, pasear con ella y quererla, porque todo lo hace muy fácil.

Si buscas una perra linda, cariñosa y noble; si quieres darle la oportunidad de ser feliz a quien nunca la tuvo, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com

A Galia la amadrina nuestra amiga Sonia Quintanilla.