Adoptado

La mayoría de las veces cuando decidimos adoptar un animal buscamos al gato o al perro perfecto: guapo, simpático, educado, sin cicatrices, sin traumas emocionales y a ser posible cachorro.

La mayoría de las veces nuestros adoptantes buscan antes un perro que un gato.

La mayoría de las veces los adoptantes de gatos buscan un bebé y de color claro.

Así que a la hora de escribir esta entrada nos hemos preguntado cómo hacerlo para convencerte de que adoptes a Joey. Porque nuestro Joey no es un bebé, es negro y no es un perro.

Joey es un gato adulto y negro. Le encontramos con la cola destrozada e incluso hubo que apuntarle un trozo. Tenía la cara cosida a bocados. Y cuando se emociona se pone bizco. Y pese a todo o precisamente por ello, para nosotros Joey, es perfecto.

¿Por qué adoptarlo? Porque te necesita más que ningún otro. Pero también porque es dulce; porque cuando bizquea no puedes hacer otra cosa que sonreír; porque nadie ronronea con tanto arte; porque y en definitiva es amor en estado puro.

Para Joey necesitamos un acto de amor que trascienda la belleza y la perfección. Porque Joey es perfecto con sus heridas y sus cicatrices. Y son ellos, nuestros amores especiales, los que realmente te necesitan.

Joey tiene alrededor de 1 año, así que debió nacer hacia Mayo-Junio de 201o.

Para adoptar a Joe escribe a:

gatos@elrefugioescuela.com
adopciones@elrefugioescuela.com

A Joey lo amadrina nuestra amiga Rosa García Caro.