Hace unos días Itziar nos mandó estas fotos de su Lisa en un correo en el que nos decía que es la alegría de la casa.

Y para nosotros no hay mayor alegría que tanto tiempo después de la adopción (¡casi 3 años!) sigamos recibiendo el cariño, el recuerdo y las fotos de nuestros adoptantes.

Lisa, que era nuestra pequeña Camarona, es una perra feliz y adorada, cuidada y respetada, que disfruta de los paisajes, las playas y la gente maravillosa del Norte.

Gracias por hacernos partícipes de la felicidad de la pequeña Lisa y seguid cuidando de ella. Nosotros seguiremos trabajando duro para encontrar familias como la tuya, Itziar.