Adoptado

Lucky, como la mayoría de nuestros perros, llegó al refugio en un gravísimo estado de desnutrición y muy enfermo de sarna.

Pero todo eso ya es pasado olvidado y enterrado, y nuestro podenco está sano y fuerte, y se ha convertido en el perro más simpático y divertido del refugio.

Otra vez y entre todos, lo hemos conseguido y le hemos construido a Lucky el camino a la esperanza.

Ahora nos toca la segunda parte, esa meta en el camino a la esperanza: encontrar a la familia de Lucky. Y tiene que ser fácil porque Lucky es el podenco más lindo del mundo.

Este podenco bellísimo de preciosos ojos verdes está lleno de vida, salud y juventud. Confiado y extrovertido, listísimo y noble, es un compañero maravilloso.

Lucky es un perro juguetón y muy cariñoso, así que para él imaginamos compañeros humanos jóvenes o familia con niños.

Adoptar un podenco es de las mejores cosas que habrás hecho nunca porque los podencos son perros de una nobleza y una lealtad extraordinarias; listos, cariñosos, prudentes, sabios y dulces.

Escríbenos y te contamos más:

adopciones@elrefugioescuela.com

A Lucky lo apadrina nuestro amigo José Luis Crespo González.