Manola, una mastina en un piso

Que no, que los perros no necesitan un jardín más grande, ni una parcela más grande, ni un patio más grande… que los perros te necesitan a ti; que para los perros el paraíso eres tú.

Y si no que se lo digan a Manola que es la perra más feliz del mundo viviendo en el piso de Marisol. Eso sí, a Manola no le falta nada de nada, ni siquiera los paseos a la orilla del mar.

Una mastina en un piso ¡claro que sí! Porque no importa el tamaño del perro ni el tamaño del piso; lo único que cuenta es el tiempo y las ganas que tengas para cuidarlo y para quererlo. Lo que importa es el tamaño de tu corazón.

Y en este caso Manola ha tenido la inmensa fortuna de topar con el inmenso corazón de Marisol.

Autor entrada: El Refugio-Escuela

Para adoptar escribe a adopciones@elrefugioescuela.com Para información general nuestro mail es sofia@elrefugioescuela.com

1 thought on “Manola, una mastina en un piso

    Espe

    (14 agosto, 2012 -0:57)

    Mi felicitación para Manola y Marisol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.