A Manuela la dejaron abandonada en una gasolinera. Allí estuvo sin moverse una semana esperando a que, el/la desalmad@ que le abrió la puerta del coche y la dejó allí sola, volviera a por ella.

manuela (11)Y allí, asustada, sola y confundida, la gente intentaba darle de comer y un poco de cobijo, pero Manuela apenas probaba la comida y no confiaba en nadie. 

Por fin, un día, se rindió a su suerte y decidió cambiar su vida. Ahora, a salvo en el refugio, Manuela está volviendo a confiar otra vez en la lealtad y el cariño de las personas que la cuidamos.

Es una perrita buena, cariñosa, divertida y simpatiquísima con todos los perros habidos y por haber.

Al principio puede parecer un pelín tímida, pero pronto se acerca a ti a saludarte y a buscar sus dosis de mimos y carantoñas. Le encanta jugar con el resto de compis de 4 patas y no tiene ningún tipo de problema con ninguno de ellos, es muy sumisa.

Es alegre, graciosa, obediente y muy inteligente. Le fascina que le enseñes cosas nuevas, hacerte feliz y hacerte reír. 

En casa se porta genial, es limpia y sabe hacer sus necesidades en la calle.

Calculamos que nació en Febrero de 2015 y es de tamaño mediano.

Si quieres darle una segunda oportunidad a Manuela, escríbenos un correo a adopciones@elrefugioescuela.com

Para más información sobre las condiciones de adopción, entra en este enlace;  Para adoptar