Adoptada

La historia de Matilda es muy corta y muy triste. Corta porque Matilda sólo tiene 3 meses y triste porque en este tiempo breve la separaron de su madre, la vendieron como se hacía con los esclavos y su nuevo dueño la abandonó a los pocos días de tenerla en casa.

La carita de Matilda, su mirada asustada y triste es culpa de quienes la han tratado como un mueble en lugar de hacerlo como un ser vivo merecedor del derecho a no sufrir. Imbéciles.

Pero bueno, vamos a hacer borrón y cuenta nueva por Matilda que es quien importa aquí.

Nuestra nueva bebé será de tamaño mediano. Calculamos que nació en el mes de Abril de 2012.

En casa de una compañera está creciendo sana y aprendiendo a ser feliz, ¡y lo hace deprisa! Juega, corretea, explora, muerde, se esconde, come… ¡y se queda dormida! En fin, hace todo aquello que se espera de un bebé.

Es guapa a rabiar ¿sí o no?

Si quieres adoptar a Matilda, escríbenos, pero recuerda: no es un peluche, es un ser vivo que tiene la capacidad de sufrir, la capacidad de disfrutar y la capacidad de amar. Se hará mayor y dejará de ser el bebé tierno de las fotos. Pero siempre, el resto de su vida, va a seguir necesitando de ti. Será siempre como una niña, incapaz de salir adelante si no es contigo.

adopciones@elrefugioescuela.com