Adoptado

Este texto sobre Morgan empieza con una reflexión: si estamos metidos en este lío es porque amamos con locura a nuestros animales; ellos son nuestros compañeros y nuestros amigos. No importa que la especie a la que pertenecen sea diferente a la nuestra, ellos son compañeros y amigos. Y es por eso que nos cuesta tanto entender que nadie pueda herir, dañar, olvidar o abandonar a quienes nosotros amamos con locura.

Por eso se hace tan jodidamente duro comprender que tras 2 años nos devuelvan a Morgan. No hay un sólo motivo que lo justifique; una sola razón que mitigue el dolor y la rabia. Porque nosotros, y seguro que tú también, no devolvemos a los amigos; no los abandonamos pase lo que pase.

En todo caso la única verdad es que Morgan vuelve a necesitar una familia. Pero una familia de verdad; de las que hacen piña ante los problemas; de las que se quieren pese a las dificultades; de las que hacen frente común ante la adversidad; de las que no dejan en el camino a ninguno de sus miembros.

Morgan vivió un primer abandono del que lo rescatamos en unas condiciones penosas de desnutrición y maltrato. Dos años después tendrá que volver a empezar; otra vez.

Nuestro Morgan es un precioso lanudo, creemos que un cruce de Perro de aguas, todavía joven y que debió nacer sobre el mes de Julio de 2008.

No hace falta que te digamos que es un pedazo de rubio guapísimo porque ya lo ves en las fotos.

Como a sus compañeros de raza le encanta el agua y disfruta con las excursiones y los paseos largos, y si hay un lago, río o charco de por medio, mucho mejor.

Morgan es un perro encantador, simpático, extrovertido y muy confiado. Le encantan las pelotas ¡y las botellas! Porque Morgan es todavía un perro juguetón.

Cuando lo conocimos y pese al primer abandono, ya era un perro muy cariñoso; un tesoro dulce y tierno; y lo que más rabia nos da es que no supimos elegir a su familia; lo que más rabia nos da es que Morgan tenía un montón de pretendientes y con alguno de ellos llevaría estos dos años y seguiría siendo un miembro de la familia para el resto de su vida…

Para adoptar a Morgan, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com

 

 

6 Comentarios

  1. ivy dice:

    Vosotros no tenéis la culpa, lo disteis en adopción a una familia q en un principio era perfecta para él. Hasta ahí podíamos llegar, q vosotros tuvieseis la culpa de q unos desalmados lo vean como un objeto a devolver bajo ticket de compra. Lo importante ahora es buscarle una familia y seguro q la encontrará, a la tercera va a la vencida ;-) y tranquilos pq lo hacéis fenomenal!

  2. Esther dice:

    ¡¡No me lo puedo creer!! Morgan estuvo acogido en mi casa y puedo asegurar que es un perro extraordinario. Es guapísimo, simpático, listísimo, obediente, limpio, sociable con perros y humanos, juguetón … es una criatura que te hace maravilloso todo el tiempo que pasas con él, es un fantástico compañero de juegos y de paseos, es un amor de perro.

    No me entra en la cabeza cómo pueden devolverlo, jamás entenderá estas cosas.

  3. Melanie dice:

    Incomprensible.Si es que hay veces que las personas dejamos mucho que desear.
    Un perro es un amigo fiel para toda la vida,¿quién puede darte eso?
    Ojala te salga un adoptante que sepa entender y valorar el tenerte siempre a su lado.

  4. Javier dice:

    Ayer mismo apadriné a Morgan porque otro peludo apadrinado por mí, Gaspar, ya estaba adoptado y esta misma mañana me desayuno con que también Morgan ha sido adoptado!
    Pues nada, voy a ver si apadrino a otro y, como dice Yolanda, mañana ya está adoptado.
    A por ellos OEEE!!!

  5. Esther dice:

    Qué alegría más grande que mi Morgan ya esté adoptado!! me daba una pena tremenda que lo hubieran devuelto y que yo no pudiera traérmelo de nuevo a casa porque ya tengo el cupo lleno.

    Esta vez será para siempre peque, te mereces lo mejor. Se me partió el alma saber que mi niño ha pasado todo este tiempo con una familia que no lo merecía; si lo hubieran querido como yó, jamás lo hubieran devuelto, pasara lo que pasase. Es como si yo ahora os devolviera a mis viejis … uff … me entran escalofríos sólo de pensarlo; no puede pasar nada en este mundo para que yo me separara de mis niñas.

    Un besazo a todos, sobre todo a mi rubiales guapetón :-)