Adoptado

El miércoles pasado los perros del refugio tuvieron sesión fotográfica: habían llegado compañeros nuevos a los que os teníamos que presentar; alguno que otro necesitaba renovar su “book”; y en fin, apetece coger la cámara cuando se está rodeado de gente de cuatro patas tan linda.

Y va y resulta ¡que nos enamoramos! Pero así, flechazo, amor a primera vista, loco amor. Ya sabes cómo van estas cosas: un cruce de miradas; alguna que otra carcajada; y en “ná y menos” ¡ya nos estábamos besando y abrazando!

Este perro precioso que se llama Mozart y que debió nacer hace muy poquito, sobre el mes de Mayo de 2010, nos enamoró porque no se puede ser más simpático, más cariñoso ni más dulce. ¿Y más guapo? ¡Imposible! ¡Y con los ojos más bellos del mundo!

El imbécil que lo llevó a la perrera para que lo sacrificaran, además de imbécil, es un canalla con el corazón podrido. Porque es imposible no estar loco por este derroche de vida, alegría y bondad que es nuestro Mozart.

El rato que estuvimos con Mozart le hicimos fotos, claro, pero pasaron tantas cosas divertidas: nos tiramos con él por los suelos y nos dejamos besar y abrazar; jugamos con manos y patas a hacernos líos; y sobre todo lo achuchamos y dejamos que se pegara a nuestro corazón.

Mozart es un regalo de la vida, un perro perfecto en sus ganas de vivir, de jugar, de complacer y de amar. Si los ángeles existieran tendrían que parecerse mucho a nuestro pequeño Mozart.

Si lo que quieres es un compañero con el que reír y amar, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com

A Mozart lo amadrina nuestra amiga Elena Gutiérrez del Valle.

 

 

 

1 Comentario

  1. Rubén Ruiz Torres dice:

    Siento anunciar que Mozart ya no está en adopción!! Jejeje! ;-)
    Te espero amigo!!!