Todos ellos, todos nuestros perros y gatos acaban por encontrar su lugar en el mundo. Tardarán más, tardarán menos, pero tenemos el pleno convencimiento de que para cada uno de los animales que cuidamos existe una familia que aun sin saberlo les está esperando.

Y para Newman no iba a ser distinto así que 4 años después, ¡sí, sí, como lo oyes! 4 años después, ha encontrado en Bélgica ese lugar en el mundo en el que cuidan de él, lo adoran y lo respetan.

Aquí dejamos unas cuantas fotos de su nueva felicidad que esperamos, cruzando los dedos con fuerza, que le dure muchos años, ¡decenas de años! ¡cientos de años!

Este milagro maravilloso no hubiera sido posible sin los compañeros y amigos belgas de POD AND CO.

Y por supuesto jamás hubiéramos podido cuidar de nuestro rubio bueno y dulce sin nuestros socios y además, y en este caso, sin la complicidad de Vicente Gómez Medina, y  Janus y Anja Trijselaar-Schot, los padrinos de Newman.