ADOPTADO. A Papi, la vida le sorprendió de la noche a la mañana cuando su dueño falleció quedándose solo junto a sus 8 hermanos.

PAPI (20)Todos corrían peligro de ser recogidos por la perrera municipal, donde un perrito de su edad no hubiera tenido muchas posibilidades de sobrevivir.

Así que nos hemos hecho cargo de todos ellos y ahora toca buscarles una familia con la que puedan pasar el resto de sus vidas.

Papi está adaptándose cada día más a nosotros y a la convivencia en el refugio. Llegó muy asustado y traumatizado por el cambio radical que sufrió al tener que abandonar su hogar y sus condiciones de vida.

Es un perrito buenísimo y muy tranquilo; desde el principio y, a pesar del miedo, se mostró sumiso y cariñoso con nosotros, agradeciéndonos las caricias y las palabras dulces para que no sintiera tanto miedo.

Le encanta salir a pasear y camina perfectamente con correa. También se muestra tranquilo, cómodo y sin ningún tipo de problema con todos los perros y también con gatos. En definitiva ¡Papi es un buenazo!

Calculamos que nació en 2009 y es de tamaño mediano. Sabe convivir perfectamente en casa y es muy tranquilo y educado.

Papi necesita una segunda oportunidad en la vida; una familia que sepa compensarle la pérdida de la suya, con mucho amor y mucho cariño.


Para adoptar a Papi o saber más sobre él, escríbenos a adopciones@elrefugioescuela.com


  Para más información sobre las condiciones de adopción, entra en este enlace;  Para adoptar