luigi (10)Lo primero que debes hacer si estás pensando en adoptar es ponerte en contacto con el Equipo de Adopciones en la siguiente dirección de correo electrónico: adopciones@elrefugioescuela.com

O en esta dirección si lo que quieres es adoptar un gato: gatos@elrefugioescuela.com

A continuación, os enviaremos un breve formulario, donde a través de unas sencillas preguntas, podremos hacernos una idea del tipo de mascota que más se adapte a vuestras necesidades.

Después os visitaremos en casa para charlar personalmente y para conocer dónde y como vivirá el animal.

Y ya por último, firmarás un contrato en el que aceptas las cláusulas establecidas por la asociación para garantizar el bienestar del animal adoptado.

Los gastos de adopción en concepto de ayuda veterinaria son 150€ , tanto perros como gatos,  con los que se cubre una parte de la factura veterinaria de 196,26€ para la entrega del animal en las siguientes condiciones:

  • Desparasitado, interna y externamente
  • Vacuna anual de enfermedades y vacuna antirrábica
  • Microchip y pasaporte de CE en regla, según la ley de protección animal de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • Análisis de Leishmania, Erliquia y Filaria (en el caso de los gatos, análisis de Inmunodeficiencia y Leucemia)
  • Esterilizado

Nos parece muy importante insistir en que con los gastos de adopción solamente se cubre parte de los gastos veterinarios que invertimos desde que rescatamos al animal hasta que lo entregamos en adopción en las condiciones debidas.

Para los que es vuestra primera vez en esto de los perros, gatos y gastos veterinarios os pedimos que si os surgen dudas preguntéis en cualquier clínica veterinaria qué desembolso os supondría solamente el microchip y el pasaporte, o solamente la esterilización.

¡Que el adoptante ayude con los gastos veterinarios es la única forma que nosotros tenemos de seguir ayudando y rescatando animales abandonados!

Y ahora vamos a hacer un poco de Pepito Grillo y a pedirte que medites bien la decisión de adoptar, porque además es fundamental que todos los miembros de la familia estén de acuerdo.

Compartir la vida con un animal es de las mejores cosas que pueden pasarle a uno en la vida, pero es también una gran responsabilidad y ocasiona también inconvenientes (se acabaron las salidas improvisadas, hay que organizar las vacaciones, hay que sacar al perro a la calle aunque haga un frío que pela, es un coste económico considerable…) Por lo tanto, hay que meditar mucho y bien la decisión de tener un animal en casa.

Finalmente, déjate aconsejar por nosotros, los voluntarios del refugio conviven con nuestros animales y pueden aconsejar quién es el mejor compañero para la familia en función del carácter del animal y de tu tipo de vida.

¡Gracias por adoptar!