Cuando la encontramos hace ya más de 4 años en un asentamiento chabolista la llamamos Lía. Lía era una muñeca.

Hoy, cuatro años después de que la pusiéramos a salvo en Holanda, se llama Phine. Phine es una belleza.

Phine (o nuestra Lía) lleva viviendo estos cuatro años en Holanda protegida por el amor y el respeto de Ariette y su familia.

Ariette es una fotógrafa cuyo trabajo, protagonizado por Phine, es mucho más que un canto a la belleza: es emoción, es amor, es devoción.

Ariette no ha olvidado los orígenes de quien fuera Lía ni tampoco el horror que sufren los galgos en nuestro país; no se ha olvidado de nosotros, de los que pusimos a la pequeña Lía en sus manos y pese a los años que han pasado sigue enviando fotos y nos sigue contando como disfruta su pequeño demonio, de la vida.

So, thank you Ariette for loving Phine and for not forgot us.

 

2 Comentarios

  1. carolan dice:

    menos mal que los finales felices existen… :)

  2. vega dice:

    Que guapa y feliz se la ve,gente asi hace falta aqui,gracias a esa familia por ser asi