Adoptado en Holanda

Cuando les hacemos fotos a los perros intentamos mil trucos diferentes para que salgan lo más guapos posibles. Pero por buenas que sean, por fantásticos que sean los fotógrafos, lo que no podemos hacer es reflejar el alma, el corazón de nuestros perros.

Por eso hoy queremos hablarte del alma de Robin, de su inmenso corazón en un cuerpo chiquito.

Robin lleva mil con nosotros y eso es solamente porque no lo conoces. Si pasaras con él aunque fueran nada más que 10 minutos el corazón se te haría un nudo que solamente podrías deshacer llevándote al peque contigo.

Robin es de esos perros discretos que pasan por tu lado con cuidado, como si temiera molestar. A veces parece que se hace invisible cuando los demás perros se ponen como locos a jugar y él busca su rinconcito para que le mimemos.

Robin es bueno. Es cándido. Es tierno. Es de esos chiquitajos a los que apetece querer mucho.

Pero también sabe ser divertido y también le gusta jugar, y mover ese culete saleroso cuando le decimos cosas lindas.

Dale la oportunidad de demostrarte que si abres su puerta no abrá otra cosa que amor entre los dos.

Para adoptarlo escribe a:

adopciones@elrefugioescuela.com

Fecha de nacimiento: Julio 2007
Raza:
Mestizo
Sexo
: Macho
Tamaño
: Pequeño
Esterilizado
: Sí
Carácter
: Marian y Robin llevaban meses abandonados en un parque, invisibles a las miradas de los que pasaban por allí. A Marian la adoptaron y Robin está con nosotros en el refugio esperando su oportunidad. Es un chiquitajo simpático y muy cariñoso. Pero sobre todo es un buenazo, tranquilo y listo.
Apadrinado por: Margarita de Pablo Pascual