Para Sandy las cosas han sido muy difíciles. No hace falta que demos detalles porque ya podéis imaginar que hablamos de soledad, dolor y crueldad.

sandySandy necesita amor, paciencia  y comprensión para convertirse en un perro más confiado y seguro de sí mismo.

En el refugio los voluntarios lo colman de cariños, mimos y cuidados y eso está haciendo que Sandy olvide poco a poco su pasado y aprenda a ser feliz y a vivir relajadamente . Pero el refugio no es el lugar para que Sandy se olvide del dolor y aprenda las cosas del amor, por eso, necesitamos un hogar para él donde lo cuiden.

Sandy es un perro joven, calculamos que nació en abril de 2012 y es de tamaño mediano.

Sandy se encuentra muy cómodo con perros, en manada se siente a salvo y protegido y es sumiso y juguetón con todos.

Con personas, aún le cuesta relacionarse con aquellos que no conoce pero, con un  poco de paciencia, amor y cariño, Sandy consigue vencer esa primera toma de contacto y mostrar ese carácter tan bonito y cariñoso que tiene.  

Necesitamos a alguien con ganas, con paciencia y sobre todo, amor, mucho amor. Alguien a quien le apetezca hacer de Sandy un perro feliz.

Si quieres ayudarnos, ayuda a Sandy dándole una oportunidad, escríbenos por favor:

adopciones@elrefugioescuela.com