La vida de Lolo cambió radicalmente de la noche a la mañana cuando su dueño falleció quedándose solo junto a sus 8 hermanos.

lolo_Todos corrían peligro de ser recogidos por la perrera municipal donde un perrito de su edad no hubiera tenido muchas posibilidades de sobrevivir.

Lolo está adaptándose cada día más a nosotros y a la convivencia en el refugio. Llegó muy asustado y traumatizado por el cambio radical que sufrió al tener que abandonar su hogar y sus condiciones de vida.

Calculamos que Lolo nació en  2008 y es de tamaño mediano. Es un perrito bueno y tranquilo, pero aún tiene un poco de miedo a las personas que no conoce. Se porta estupendamente en casa y se lleva bien con el resto de compis de 4 patas.

Lolo necesita una segunda oportunidad para poder pasar el resto de su vida en un nuevo hogar.

Si quieres saber más sobre Lolo o estás interesad@ en adoptar, escríbenos un correo a adopciones@elrefugioescuela.com

A Lolo lo apadrina nuestro amigo Javier Rodríguez Val