La pequeña Shadow ya lleva varios días viviendo feliz en Bélgica junto a Cris.

Cuando la pequeña llegó al refugio, pensamos que nos costaría encontrarle un hogar. Los podencos son los eternos invisibles, los ignorados, los silenciados. Poco a poco estamos consiguiendo que el mundo le dé a los galgos el lugar que les corresponde, que se descubra su sensibilidad especial, su dulzura infinita, su lealtad inquebrantable y su delicada belleza.

Sin embargo con los podencos las cosas van aún más despacio. Son pocos todavía, los que hemos descubierto en el podenco, un gran compañero, noble, simpático, divertido, sensible… buena gente.

Cris lo sabe, pese a vivir en Bélgica descubrió que la compañía de un podenco es un maravilloso regalo de la vida. Y adoptó a Shadow quien ahora, por fin, tiene un hogar, compañeros de juegos y una persona que la adora.

Shadow es feliz y está segura en Bélgica, gracias a Galgos Libres y a su presidenta Carine, quien vino personalmente desde Bruselas hasta Sevilla a por la pequeña Léa, que es como se llama ahora nuestra pelirroja.

Porque Carine, que es belga, también sabe como Cris, que un podenco es un tesoro.

Ojalá muy pronto, haya españoles que, como los belgas, recorran los kilómetros que haga falta en busca de un tesoro.

 

2 Comentarios

  1. Cris Klover dice:

    ¡Cuantas alegrías seguidas! ¡Qué lujo! Leela, ahora la podenquita… vais a tener que ponerles un monumento a Holanda y Bélgica en el refugio jejeje… A ver cuando aprendemos por aquí.

  2. gemma dice:

    Vaya hoy entrar en la pagina web ha sido un lujo!!! que maravilla de buenas noticias!!!BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEENNNNNNNNNNNNN!!!