Adoptada

En este caso a Teka hubo que salvarla de sus “salvadores.” Se necesita más que un buen corazón y unas mejores intenciones para ocuparse de un ser vivo.

Teka llegó a la asociación siendo un bebé de apenas 2 meses. Presentaba un estado de suciedad lamentable y hubo que desparasitarla varias veces. Estaba enferma y necesitó de todas sus ganas de vivir y de todos los recursos de nuestros veterinarios para salir adelante.

Pero todo eso pasó y hoy Teka está más sana que una manzana.

Teka nació hacia el mes de Febrero de 2012, tiene algo de perro de aguas aunque tiene un tamaño menor.

Es una perra básicamente buena; es tranquila, discreta, equilibrada y obediente.

Con los perros (bueno, ya lo ves en alguna de las fotos) se lleva muy bien y todos la adoran.

Las personas le gustan, sobre todo que la mimen, la acaricien y la consientan.

Es juguetona pero sin exagerar. Y es preciosa. La perra ideal para adaptarse a cualquier tipo de familia, ¡incluso con niños!

Para saber más sobre Teka y adoptarla, escríbenos:

adopciones@elrefugioescuela.com