El refugio es sobre todo un lugar en el mundo en que encontrar una segunda oportunidad.

Pero es mucho más. Es un lugar en el mundo en el que olvidar el miedo, el dolor y la soledad; en el que aprender a convivir, a compartir y a confiar.

Y lo hacemos todos juntos: porque no sólo los perros y los gatos encuentran un espacio en el que sentir el calor de un abrazo y en el que la palabra miedo deja de tener significado, nostros, los humanos, también. Perros y gatos aprenden a ser felices, y nosotros de ellos y por ellos, a ser mejores.

Pero el refugio ha de ser un lugar de paso, porque un lugar en el mundo en el que hay puertas cerradas con seguros, rejas y compañía a tiempo parcial, nunca será un hogar.

Ayúdanos a que todos tengan su segunda oportunidad. Se la merecen.

 

2 Comentarios

  1. georgina dice:

    me ha gustado mucho vuestra pagina, aplaudo vuestro trabajo!! de verdad ojala podais salvar a muchos y muchas y tengan una vida mejor.
    gracias de todo corazón y nunca pareis de salvar vidas!

  2. sara dice:

    Nadie, como Tu puede explicar como están nuestros niños, en el Refugio pero siempre estarían mejor en calor de un hogar.