Adoptada

La historia conocida de Viky empieza como tantas otras en una gasolinera, en la gasolinera en la que la dejaron abandonada.

Vicky es una Bodeguera, una ratonerilla pequeña, simpática y monísima que no tiene ningún problema con nadie: con los perros se lleva estupendamente; los gatos, le encantan; y las caricias de un ser humano ¡la vuelven loca!

Viky es una perra muy joven, calculan las vetes que nació el mes de Julio de 2011.

Es educada y limpia; obediente y muy lista; juguetona y sensata al mismo tiempo. Es la perra ideal para cualquier familia y si hay niños, todavía mejor.

Si quieres adoptar a esta peque, escríbenos

adopciones@elrefugioescuela.com