HUGO TAP (3)Palabras de María del Mar, adoptante de nuestro querido Hugo;

“Hola Esther y gente del refugio. Este es el mensaje que nunca hubiese querido escribir. Deciros que Hugo, nuestro Hugo, enfermó de forma repentina y se fue hace casi 2 semanas. Y esta carta que hemos demorado escribir, iba a ser una carta de penas y dolor por su partida. ¿Que estamos destrozados por su muerte? Sí, claro que sí. ¿Que lo echamos de menos a cada momento? Por supuesto. ¿ Que lamentamos que se haya ido tan pronto? No cabe duda. Nunca se está preparado para aceptar la marcha de un compañero del alma, lo sabemos, lo sabéis.Pero no es eso lo que nuestro cabezón se merece; esta carta debe ser no para lamentar, sino para agradecer. Y ahí tenemos que incluiros a vosotr@s.

Hugo llegó a nuestras vidas el 3 de junio de 2008. Nunca olvidaremos ese día. Estábamos radiantes de felicidad, también algo preocupados ; ¿lo haríamos bien, conseguiríamos hacerle feliz y darle un hogar a la altura que se merecía? Queremos pensar que sí. Juntos hemos caminado casi 7 años, juntos hemos envejecido, juntos hemos ido a todas partes ,juntos, siempre bien juntos.
No vamos a decir que fuera fácil, porque no lo fue, ni que fuera un santo; ¿alguien lo es? . Lo que sí es cierto es que Hugo nos ha enseñado mucho, mucho… Hemos conocido a gente tan fantástica, hemos aprendido tanto de perros, de amor incondicional, de nobleza, de fidelidad… Como dice Óscar, Hugo nos ha enseñado a ser mejores personas. ¿ No es una magnífica lección de vida la que nos ha dejado?

Fijaros si era especial ¡que la gente nos paraba por la calle para decirnos lo bonito y noble que era, lo educado que estaba, lo bueno que parecía! Y él se dejaba querer ,claro. Era tan especial que el día que supimos que se iba, que no había nada que hacer por evitarlo,mucha gente quiso venir a despedirse de él, otra lamentó no poder hacerlo. Porque a Hugo no sólo le queríamos nosotros, toda la gente que le conoció y trató de cerca, toda esa gente, también quería mucho al cabezón. Algunos nos dicen que han aprendido mucho a su lado y que le echan mucho de menos.¿No es estupendo haber conocido a gente así gracias a él?

Y ya en el último año, encima, se convirtió en perro de terapia. Sí, como lo leeis, Hugo estaba yendo a una residencia de ancianos conmigo y nada menos que respaldados por la Universidad de Sevilla. ¡No os imagináis la de carantoñas y arrumacos que le daban los abuelillos! ¿ No es impagable la satisfacción que hemos sentido al poder ayudar a otros formando equipo?

Y es que Hugo ( Cabezón Bellotero le pusimos de apellidos, porque oye, si los de pedigrí lo tienen, ¿Por qué no iba a tenerlos él?) estaba destinado a ser grande en todos los aspectos. Ahora os haréis una idea mejor de por qué hemos tardado en escribiros; asimilar que este magnífico ser ya no está con nosotros es muy dificil, ¿cómo no iba a serlo?

Pues todo esto que os contamos y muchas cosas más que nos dejamos en el tintero, todo, ha sido también gracias a vosotros, chicos y chicas del Refugio Escuela Sofía. Gracias a la pareja que lo encontró en la autovía con 6 meses y no miró a otro lado; gracias a vosotros por cuidarlo hasta ponerlo en nuestras vidas; gracias sobre todo a Pedro,que se encargaba de los grandullones, gracias,mil gracias.

Y a ti, Hugo, también te damos las gracias. Gracias porque de los errores que cometimos contigo (que los ha habido) aprendimos para no volverlos a cometer en el futuro. Gracias porque hemos descubierto que no sabemos vivir si no es con un perro al lado. Y aunque otr@s vendrán, es inevitable, que sepas que tú has sido y serás EL PERRO, EL AMIGO , siempre, siempre… Nos apena que Óscar chico es tan pequeño que no va a tener la suerte de poder recordarte,pero te prometemos que nos vamos a encargar de que te conozca, eso dalo por hecho. Y poco más, tú ya lo sabes corazón mío, que eres inigualable, GRACIAS POR HABER EXISTIDO, ha sido un placer compartir parte del camino contigo. GRACIAS.

Mª del Mar y Óscar.