Tulsa es de esas perras que ponen de buen humor ¡sí!.  Nació en julio de 2009.

TULSA WEBNada le tuerce el gesto, nada la entristece y tendría motivos; porque la corta vida de Tulsa ha sido un peregrinar entre residencias y refugios. Pero ya está a salvo con nosotros y estamos seguros de que entre todos encontraremos esa familia que Tulsa merece.

Tulsa es una de esas perras que irradia felicidad. A pesar del sitio donde se encuentra, en nuestro refugio, es capaz de estar feliz las 24 horas del día. Nada la desanima, ni el mal tiempo, ni el frío ni la lluvia. Te alegra con su mirada, con sus gestos, es pura energía positiva de esas que te levantan y te tiran para arriba cuando tienes un mal día.

Además es una perrita muy inteligente. Nos da la patita, se sienta, se tumba, acude a su llamada y se queda quieta cuando se lo pedimos . Todo lo ha aprendido en estos años con nosotros y no queremos que aprenda nada más allí. Queremos que alguien venga a conocerla, que se envuelva con la magia y el buen rollo que desprende y que se la lleve a casa por siempre jamás.

Tulsa es una perra muy buena y tranquila en casa. En el parque se muestra tan sociable y cariñosa con los demás perros como con las personas, a las que va saludando alegremente por la calle demostrando todo el desparpajo que tiene contenido.

Es la perra ideal para gente joven o para familias con niños. Hará la vida de todos mucho más divertida y feliz.

Si quieres venir a conocer a la alegria del refugio, escríbenos a

adopciones@elrefugioescuela.com

A Tulsa la amadrina nuestra amiga Janire Valencia Álvarez